jueves, 4 de junio de 2015

¿Qué clase de vida sería sino fuera vida?

Reír es terapéutico y es verdad.
Te quita peso de encima, vamos que te hace volver un peso pluma en un plis-plas, ¿quién dijo operación verano? 
 
¿Podría ser un buen anuncio?
¿Usted quiere perder peso? Si! Si! (todo el mundo en masa)
Pues hagamos terapia de grupo. 
 
Y funciona, por que si te tomas la vida de forma de quita y pon, y cuando te caes te recoges y te ríes de la caída tonta. O de ese bajón tan malo, que lo único que provocó en ti es olvidarte de quien eras, esta vida sería más superflua menos necesitada de razón. 
 
Yo me despeño la que más, eso no lo puedo negar, siempre me digo a mi misma ¡que hartura de mujer! Me bloqueo, me pongo frenos y no avanzo hacia ninguna parte.  
 
Caer en el camino, en ese socavón que lleva tu nombre y a ti te encanta tirarte de cabeza.
¡Allí voy!
Diríamos si nos viéramos de lejos, lo cruel es que no nos vemos en perspectiva sino que nos dejamos llevar y plof, ya he vuelto a torcerme el tobillo. 
 
Pero es lo que tiene que ocurrir somos almas emocionales, con guerras interiores que debemos batallar y siempre sacarnos hacia fuera con todo lo bonito y lo menos agraciado. Lo que somos, nuestra esencia, ser transparentes. 
 
Y levantarse con una sonrisa tan grande que se vean hasta las muelas del juicio. (tipo el caballo de la peli War Horse-Caballo de Batalla) *no va al caso, pero como lloré, ese bichillo es más duro que yo* 
 
Respirar profundamente y decirnos yo sigo, arriba, arriba! 
 
Es una alabanza al buen positivismo, a la energía buena.
A dejar atrás esa sensación de pegamento insoluble que te arranca un cachito de dedo cuando intentas desquitarte.  
 
Yo me rodeo de gente que me quiere, e intento querer la que más, me río, mejor de desternillo de mi misma, pero esa es la terapia que da vida, la que te quita de ese pantano que se quedó seco ayer, pero mañana volverá a ser caudaloso.  
 
Esa es mi canción a la energía que me mueve, eso es melodía. 
 
Anécdota:
 
Mi hermana y yo íbamos tan felices paseando por la calle y de repente me dice:
-¿Qué es eso que hay en ese balcón?
- (yo) ¿un peluche de perro? Ay, ¿que raruno no? 
Pero nos fijamos mejor y no, resulta que los habitantes de esa casa les gusta mantener a sus fieles mascotas cerca (para siempre), son taxidermistas.
¿Cómo lo sé? Pues por que en el otro balconcito había otro perrito también petrificado. 
Es un poco entre extraño#friki#malrollito#terror pero lo que llegamos a reírnos y correr no es poco. 
 
Y la vida es eso, el final es solo eso, ser feliz con poco y al poco hacerle ser mucho.
 
 
                                                                                                                

10 comentarios:

  1. La vida sin risas no es vida. Al igual que tú, caigo cientos y cientos de veces, lloro y hasta me lamento de mi misma, pero siempre termino levantándome y sonriendo. Qué hacer si no?
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es reírnos hasta de lo que no hace gracia, así pesa menos el peso que nos pusimos, que creímos que pesaba.
      ¿Qué trabalenguas más raro me ha salido, verdad? :D

      Es quitarle carga, y aprender a ser feliz.
      Somos un poco como campeones atléticos de valla, pero sin ser deportistas.
      Asimilamos que de esa caída siempre exista una salida, la primera el tiempo y la más importante las cosas buenas que hay y MUCHAS.

      Muchos besitos!!!

      Eliminar
  2. Me encanta tu post, La Quimera, y cuánta razon tienes!! Todo en esta vida puede enfrentarse de muchos modos, y con unas risas las cosas tienen otro color.

    Hay que aprender a reirse de uno mismo, a relativizar la importancia de nuestras pequeñas tragedias, a valorar los momentos que ya nunca volverán y sobre todo, a levantarse tantas veces como sea necesario :)

    Qué buen sabor de boca me deja tu entrada, me ha encantado!!

    Un abrazo enorme, que tengas buen viernes :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Julia, ^_^

      Siii la vida es eso, caer levantarse, reírse del tropiezo (o como mínimo intentar restarle dolor) y volver a empezar.
      Es una rueda, (como si fuéramos hamsters), pero es que sino existiera la dichosa rueda no sería vida y no estaríamos aquí comentando que vaya tela lo que tenemos que aguantar, jajajaja!

      Así que hoy me siento VIVA y pletórica, arriba arriba!

      Muchos besos y feliz fin de semana!

      Eliminar
  3. Lo mejor de la vida, es la vida misma de darnos cuenta lo que nos perdemos por enfrascarnos en cosas o personas que no te dejan sino amargura y al que diluirlas con un buen trozo de dulce vemos mejor el cielo y la vida ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida se debe vivir sin licencia, no dejar que se nos escape nada, (si es necesario se va a buscar aunque no sea en el momento que tocaba).
      Sentirla, en todo lo que nos envuelve y rodea. Ser valientes.
      Y aferrarnos a lo bueno, que eso es lo que nos salva muchas veces.

      Muchas gracias y un fuerte abrazo!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchísimas gracias Chica Huracán, muchos besitos :D

      Eliminar
  5. La vida es ser feliz a ratos y no perderse en tonterías que no van a ningún sitio. Muy buena entrada, gracias por traerla. Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura,
      Verdad, no perdernos; ya que el hecho de padecer es algo inevitable. Como poco debemos intentar no anclarnos en eso y reírnos de nosotros y de lo que nos rodea, quita presión es muy terapéutico.
      Llama a las cosas buenas.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar