jueves, 8 de octubre de 2015

El baile




 
Ayer volví a soñar con nosotros, esa sonrisa tan tuya, cálida, tierna. Siempre conseguías todo de mí con ella. La suave brisa nos mecía abrazados en el compás de un baile perdido. Sentí vida muy adentro, volviendo a florecer. Me agarré a esa sensación perdida, esta vez no permitiría que te fueras. Lucharía porque vieras en mí, lo que nunca te llenó.
 
¡Dios! hasta en sueños eres cruel. He quedado tarada, un ser roto, poco valioso que quedó despedazado. Solo quise formar parte de ti. Mi amor ya era suficiente fuerte por los dos. 
 
¿No lo veías?
 
Me arrebataste todos esos años, dejándome muerta por dentro y ahora tengo que vivir entre sueños inexistentes de belleza mezquina.
 
¡Cobarde!  
 
Tú y tu mundo perfecto, mientras que yo solo era una simple chica enamorada que lo dio todo por un futuro. La realidad era una diversión con promesas sin cimentar, mentiras de mañanas de amor, proposiciones perdidas entre lagunas pantanosas. Y el futuro, si eso, eso que tanto temía llegó y con él desapareciste.
 
Morí en vida, dejé de existir.
Ahora ya no ando, solo acojo fantasías. Sueño, siempre sueño, que un día vendrás y por fin te quedarás aquí conmigo, en tu sitio.
Y yo, ya no tendré que volver a dormir para estar cerca de ti.
 
 

 
 

14 comentarios:

  1. Como ya te dije, Sentimiento puro en tus letras, como siempre, querida Irene. Me gusta mucho la fibra sensible que cruza este relato y me encanta el final: es el perfecto corolario. Disfruto muchísimo leyéndote, si ya te lo dije, lo repito: una fortuna haberme cruzado con vos en estas calles de la web. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias José Ángel, por tus siempre palabras bonitas hacia mis letras, :)
      La suerte ha sido mía.
      Un abrazo enorme!!!

      Eliminar
  2. Qué triste y qué decepcionante resulta una relación en la que uno lo apuesta todo y lucha hasta el final mientras que para el otro es solo un pasatiempo, algo con fecha de caducidad. Es inevitable quedar roto, como dice tu protagonista...

    Triste pero hermosamente narrado, Irene. Espero que alguna vez esa mujer sueñe con alguien real que siga a su lado después de despertarse...

    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia muchísiiimas gracias, ;)
      No siempre es recíproco el querer ni tampoco andar en la misma dirección. Pero si, esperemos que al final esta mujer sueñe y tenga a alguien al lado que la quiera de verdad, y consiga el bonito final.

      Gracias por estar siempre, besitos!!!

      Eliminar
  3. El amor tiene a veces esas cosas dolorosas, que nos hace recordad con nostalgia lo que pudo haber sido. Lo das todo! y luego solo queda dolor al no ser correspondido.

    Te quedó bello el relato Irene.
    Abrazos y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mila, :)
      Qué difícil las relaciones!!! Si el amor puede ser tanto maravilloso como doloroso, y la protagonista le ha tocado la parte triste de las relaciones. El querer sin que te quieran de verdad.

      Muchos besitos!!!

      Eliminar
  4. Ni loca soñaría con tener una persona a mi lado que día tras día me ha apagado el alma .. es sencillo decirlo lo sé .. pero como me puedo permitir el lujo de soñar que se puede .. jamás bailaría un baile de sueños rotos ..

    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, :)
      El texto es basado en lo que me inspira la canción de Adele. Esperemos que no tengamos nunca que bailar esta canción.
      Besitos!!!

      Eliminar
  5. Precioso, lleno de añoranza, unas letras tristes con una canción que las acompaña en cada sentimiento. Precioso. Aunque he de decir que la protagonista no debería esperarlo más. Debría olvidarlo y curar ese corazón sangrante para abrirlo de nuevo a alguien que sí merezca la pena, y le de ese futuro que se merece.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María muchas gracias, agradezco un montón el comentario, :)
      Si yo también creo que debería olvidar y volver a empezar, nadie merece sufrir así por amor.
      Muchos besos!!!

      Eliminar
  6. Al igual que en "Marioneta", nos muestras, con una belleza narrativa admirable, un desamor despechado, anclado en el pasado. Un baile triste y melancólico, con la imperiosa necesidad de resurgir... Genial, Irene.
    ¡Abrazo, Amiga de Letras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar, :)
      Si en este caso las emociones de una mujer que sigue esperando el amor que nunca tuvo, vive entre sueños inexistentes, y aún así bajo todo ese sufrimiento sigue esperando que él regrese a su lado.
      Un abrazo enorme amigo de letras!!! ;)

      Eliminar
  7. Se me da bien, amiga. Placer en leerte.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José, :)
      Un gusto leer tu comentario.
      Un abrazo!

      Eliminar