jueves, 22 de octubre de 2015

Los parroquianos

Llevábamos cinco semanas viajando, empezaba a sentirme enclaustrada entre tanto hierro, así que le exigí que parara. Necesitaba espacio, demasiado tiempo con Jaime ese no era mi estilo.

Paró en una cutre gasolinera, entré en la tienda y sin mirar avisé al chico de que abriera el surtidor. Fui directa al estante de revistas, ansiaba realidad. Me pareció chocante que todas estuvieran datadas en el año 1985, me giré para comentarlo y eso amigos si que fue raro de narices.
 
Había como siete personas y sus ojos ¡dios! nunca podré olvidarlos eran cuencas negras, pero lo más extraño es que olisqueaban el aire cual depredador ha encontrado a su presa.
Me horroricé, sobretodo al verles la sonrisa siniestra que se les puso a todos a medida que se me iban acercando.
 
Salí hacia fuera, Jaime no estaba ¡Qué carajo! 
 
Grité y corrí como nunca, acabé escondida entre unos matorrales. Hasta que lo escuché.
 
-     Nena sal, te estoy oliendo desde aquí.
-     ¿Qué está pasando?
-     Todo es mejor ahora, nunca más tendremos que ver los desastres de la humanidad. Venga, vamos.    
-     ¿Sabes qué?, ya no te quiero.
 
Y corrí y corrí, hasta que claro me cogieron.


 
 
 
Concurso de microcuentos ‘’MICROTERROR IV’’, en EL CÍRCULO DE ESCRITORES.
  

42 comentarios:

  1. Siete contra uno, te cogen seguro! Me encantó Irene! A ver si tienes suerte en el concurso! Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hada, :)
      Imposible escapar y piensa que Jaime, también se les ha unido... jeje
      Besitos!!!

      Eliminar
  2. Pobrecilla, sale para airearse y eso le sale poco rentable para sus intereses vitales... al menos le dio tiempo a correr un poco y pensar que podía escapar. ¡Un beso Irene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Carlos, :)
      Lo peor de todo, pensar que podrás huir... es hasta cruel, ¿no?
      Besos!!!

      Eliminar
  3. Qué miedito. Al final te cogieron. Ahora empezaras a husmear todos nuestros blog hasta atraparnos, ¡malvada! jejeje
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te olisqueo desde aquí... mira tus espaldas Soledad... jijijiji
      Muchas gracias, besitos!!!

      Eliminar
  4. Cuencas vacías, de mis temas preferidos. Eso de que te persigan sólo oliéndote es aterrador. Puedes esconderte pero jamás cubrirás tu olor, es inevitable que te atrapen. Genial relato Irene!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tú me digas que está logrado me horna mucho, jijiji
      Gracias guapi!!!
      Si a mi ya solo la tensión de sentir que te persiguen me da como cosa, si eso le unes cuencas vacías... pues a chillar!!!
      Besitos!!!

      Eliminar
  5. Menuda sorpresa desagradable y menuda casualidad parar justo en esa gasolinera!! Aterradora la escena de entrar despreocupadamente sin darse cuenta de nada...
    Siento que te cogieran, ahora tendrás toda la eternidad para vagar al aire libre con Jaime u olernos a los demás hasta cazarnos!!
    Muy bueno, Irene, la verdad es que me ha encantado. En este concruso no va a faltar de nada!!
    Un besito de tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las casualidades que son las peores, eso le pasa por ser un poquito mala... ya se quería desquitar del pobre Jaime pues ¡ala! ahora juntitos para toda la eternidad.
      Muchas gracias Julia, ;)
      Besitos!!!

      Eliminar
  6. Se me da muy bien narrado, amiga. Tiene su singularidad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias José, :)
      Muy agradecida, abrazos.

      Eliminar
  7. Irene de mi vida y de mi corazón, solo de imaginar la escena se me han puesto los pelos como escarpias. Ahí hay una película chunga, chunga. Un infierno en el que el tiempo se ha detenido a cinco semanas de viaje ¿de dónde?. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Ragnar me alegra lo de tus pelos, jijiji
      El donde no está claro, con las prisas por bajar del coche no se fijó en los carteles, y bueno... ahora, ya sabes... jeje ;)
      Muchas gracias!
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  8. Aterrrador. Buen relato. Enhorabuena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias RachelWheel, por pasarte y comentar te lo agradezco, :)
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  9. Me encantó ! Te sigo.....lo mío no es el terror pero si queres podes pasarte por hadasuburbanas.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, :)
      Claro que sí, ya te he añadido a mi lista de lectura.
      Besitos!

      Eliminar
  10. Parece una secuencia de una pesadilla, en la que te persiguen y no paras de correr. Ya desde el principio al pararse en la cutre gasolinera, nada bueno auguraba. Al final la cogieron, que pena. Me he imaginado las cuencas negras de los ojos y me asusté jajajaja.

    Suerte en el concurso Irene.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jijijiji muchas gracias Mila!
      Para mi la peor sensación de todas es la de que te persigan, solo de pensarlo me transmite una angustia.. si eso le unes cuencas vacías, olfatos ultra desarrollados y una gasolinera apartada del mundo... jajaja

      Muchos besitos!!!! ;)

      Eliminar
  11. Jaime se ha convertido en uno de ellos... "ya no tendremos que ver los desastres de la humanidad" le dice a su novia. supongo que luce cuencas vacías como esos parroquianos que acechan en aquella gasolinera desde 1985. Una escena y trama de película de terror, muy bien ideada, Irene.
    ¡Abrazo, Compi de Letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edgar, :)
      No es lo mío así que me siento súper feliz por vuestros comentarios!!!
      Si Jaime se dejó atrapar y ahora va olisqueando el mundo en busca de más.. ;) Cuidadito... jijiji

      ¡Un abrazo enorme compi!

      Eliminar
  12. Hay gente muy rara en algunas gasolineras. Claro que igual se pilló un colocón la muchacha con el olor a gasolina. Muy bueno, Irene.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mª Jesús, :)
      Quizás si, que la gasolina suelta muchos gases, jijiji
      Besos.

      Eliminar
  13. Por lo visto no se va a librar del tal Jaime ni aún de zombie. Ser inmortal para esto...
    Un abracico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias Sue, :)
      La pobre estará ligada él para siempre...
      Besitos!!!

      Eliminar
  14. Vaya con el Jaime, no existe modo de librarse de él. Muy bueno, me ha gustado!
    y además me ha recordado las pelis de zombies

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va! Yo creo que se lo olía y por eso se unió tan rápido a los parroquianos, jajaja
      Muchas gracias Mercedes, besos.

      Eliminar
  15. Una pesadilla que nadie quiere vivir.
    Me ha encantado.
    Mucha suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucia muchísimas gracias por pasarte, :)
      No la verdad que nadie querría vivir una experiencia así, ¡qué miedo!
      Besos.

      Eliminar
  16. ¡Ya está de más el aguantar a un pelmazo durante un viaje largo que no conduce a ningún lado! Encima te ves atrapada y sin salida, condenada a vagar sin rumbo en busca de víctimas...Pero en compañía del indeseable Jaime. ¡Esto es demasiado terrorífico! me ha gustado el desenlace fatal.
    Besos



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Francisco, :)
      Si es que... condenada para su eternidad. Porque ahora seguro que es imposible deshacerse del pobre Jaime, jeje
      Me encanta que digas que esto es demasiado terrorífico.
      Besitos.

      Eliminar
  17. El exceso de amor de Jaime la ha matado... horroroso final de cine Irene. Pensaré en ello cuando vaya a repostar.... o mejor no... jajaja...
    Me uno a tu blog y te dejo mi microrrelato para que puedas leerlo: http://fotoalquimiada.blogspot.com.es/2015/10/el-cuarto-oscuro.html
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sonia, nunca pares en una gasolinera apartada del mundo... jejeje
      Voy ahora mismo a leerte, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Muy buen micro relato Irene. Gracias por aportarlo al concurso del Círculo de escritores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oscar enormes gracias!!! :)
      Lo he disfrutado muchísimo, un abrazo.

      Eliminar
  19. De película de terror... Yo me muero jejee. Genial micro!! Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, yo también me hubiera muerto.
      Sentir como te están acechando... jajaja
      Un abrazo!

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Muchas gracias Diana, :)
      Me encanta que te encante, un abrazo!

      Eliminar
  21. Aterrador micro. Terrible el momento de las cuencas vacías.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Federico, :)
      No sabes como me alegro de ese terrible...
      Un abrazo.

      Eliminar