viernes, 27 de noviembre de 2015

Esfera - Parte 1

Sumergido en las profundidades de su psique escuchaba voces que le sugerían que debía seguirlas, ¿qué le pasaba?
Desde que empezó a tener consciencia sus sueños eran diferentes a los de otros niños. Al principio creía que eran fantasías, después empezó a darse cuenta que eran sólidos, como si de una vida paralela a la suya propia se tratara, más tarde en su yo reflexivo se le reveló que dentro de él había un mundo donde la razón no tenía cabida.
 
Si se lo confesaba a alguien lo tomarían por un loco. Una vez lo intentó, se lo quiso explicar a su mejor amigo y la manera acusatoria en que lo miró confirmaron sus sospechas, mejor guardar el secreto.
Así que durante el día se comportaba como un chico de quince años cualquiera. Iba al instituto, actividades extraescolares, se relacionaba con gente de su edad, cara a la galería era uno más. No existían diferencias. 
 
Pero durante la noche, su mundo se agrandaba no había ley que le impidiera hacer cualquier cosa. Allí también había otros como él, se conocían desde que empezaron a tener compresión de los sueños y habían ido creciendo juntos, descubriendo aquel maravilloso mundo en el que podían ser solo ellos, sin miedos. Jugaban, bailaban, cantaban, reían, nadie nunca los reñía, era la fantasía de cualquier chiquillo. Pero desde este último año sin ninguna razón, habían ido despareciendo mucho de esos amigos, otros en cambio permanecían inertes en el tiempo. 
 
Para Mario en los últimos días las cosas le empezaron a cambiar, las vocecillas le solicitaban que debía escoger, y él no comprendía de que le hablaban. Pero la inquietud le rondaba. Cada noche antes de coger el primer sueño, tenía la misma pesadilla veía relojes que se paraban siempre a las 24h, y él quería darles cuerda pero le era imposible, se despertaba sofocado y angustiado, haciéndosele difícil coger el sueño y llegar al submundo, no podía entrar en él, ¿Por qué razón? 
 
A las vísperas de su aniversario las voces fueron claras, debía decidir entre los dos mundos. Si se quedaba en el mundo consciente crecería y viviría como un adulto sin derecho a volver a soñar.
Pero si los escogía a ellos, le prometieron que sería eternamente un chico de quince años donde los juegos nunca acabarían. Debía decidir, esa sería para bien o para mal su última noche. Pero debía cumplir una norma y es que no podía explicarles nada a los otros niños, ya que la elección era suya y de nadie más.
 
¿Cuál sería la decisión de Mario?
 
Continuará…
 

22 comentarios:

  1. Qué guay! No sé cual será la decisión de Mario, pero creo que yo, si tuviera 15 añitos, elegiría quedarme con ese mundo de juegos, sin duda!!! Me chiflan estas historias, Irene! Espero continuación! Besos y feliz viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hada, :)
      La verdad que si yo tuviera 15 años, no sé tampoco que escogería.
      Es un poco complicado, pronto lo sabremos...
      Muchos besos!

      Eliminar
  2. Ese mundo alternativo pinta muy bien para un niño de quince años, pero yo creo que Mario tendrá que poner en la balanza lo que pierde si olvida su mundo "real". Todo dependerá de lo que este último le ofrezca, ¿no? Espero la continuación. Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chari, me alegro mucho de que hayas pasado y dejado un comentario, :)
      Esperemos que sí, que antes de tomar una decisión lo valore bien.
      Besos!!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias José, me alegro mucho que me sigas :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué buen relato, Irene! Una historia que atrapa desde el principio. A ver qué decide Mario...
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Flora, ;)
      A ver, a ver... lo tiene complicado... ¿tú que harías en su lugar?
      Besitos!!!

      Eliminar
  5. Está difícil. Ambos caminos se ven atractivos. Aunque creo que ese mundo de fantasía, en donde será de alguna manera un eterno chiquillo, puede ser atractiva por un tiempo pero no a largo plazo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien visto Julio, pero a esas edades es difícil pensar en futuro solo en el ahora y para un niño de 15 es más atractivo la libertad que se le puede ofrece, :)
      Gracias!!!

      Eliminar
  6. El eterno dilema de la elección, no hay alternativa ni tercera vía. Se ha de elegir y no habrá vuelta atrás ni posibilidad de corregir el rumbo.
    Me gusta como has empezado, a ver qué es lo que decide Mario.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Francisco o blanco o negro nunca grises, siempre la eterna elección.
      ¿Pero el qué? Yo creo que a esa edad escogería un camino, puede que fuera erróneo... o tal vez no, depende como se mire, :)
      Muchas gracias!!! Besos.

      Eliminar
  7. ¡Pero que interesante Irene! Un tema de los que más me gustan. Cuando lo estaba leyendo me parecía estar dentro de un hecho real.

    Difícil dilema para el joven, es tentador la realidad paralela a la suya y sus amigos, cara o cruz, espero que escoja la mejor vía.

    Impaciente espero la continuación.

    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mila por tus palabras alentadoras, espero no defraudar con la continuación... mira que me pongo nerviosa, ;)
      Yo también espero y creo que elegirá la mejor opción, no deja de ser mucho peso solo para un niño.

      Muchos besos!!! ;)

      Eliminar
  8. Extrañaba leerte asi que me llegué para recorrer tu Quimera. Excelente y atrapante historia. A ver que elige ahora. Un beso grande, Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Ángel, antes ya te lo he dicho pero yo lo repito mil veces porque es la verdad, yo si que añoraba tus buenas palabras, :)
      Pronto la elección...
      Besos.

      Eliminar
  9. Irenita, en ascuas nos has dejado a todos jeje Tírale pronto de la lengua y que nos chive. Muy chulo. ;)
    Un besote. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sole, ;)
      Pronto la continuación, que aún anda bastante soñador el pobre, jeje
      Besitos!!!

      Eliminar
  10. Tu relato me ha dejado pensando qué elegiría yo si tuviera la oportunidad. Creo que ahí radica que me haya gustado tanto y que me parezca tan bueno: nos has metido de lleno en la historia y ahora, en parte, somos protagonistas :))

    Muy imaginativo, Irene, me ha sorprendido porque no recuerdo que hubieras escrito nada de este estilo antes. Espero a conocer la decisión de Mario!!

    Besitos nocturnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Julia, :)

      Yo tampoco sabría que escoger, depende del día si me lo preguntan firmo rápido, jeje

      Agradezco enormemente tus siempre buenas palabras, lo digo rápido para que no me escuche, mi blog me tiene retenida y en estos momentos se gobierna solo, decidiendo cada texto y letra que se escribe, jiji ;)

      Muchos besitos!!!

      Eliminar
  11. que bonita historia ,,me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mari Carmen, :)
      Si te apetece puedes leer la parte 2, la elección.
      Un abrazo.

      Eliminar