miércoles, 2 de marzo de 2016

Yermo

La soledad de verse envuelto en su ego.
Un ego amasado en grandeza.
Una grandeza forjada en lo indestructible.
Indestructible por un mando corrompido.
Corrompido por la fuerza de voluntad de otros.
Otros temerosos achicaron sus ojos.
Ojos que se apagaron por el miedo.
Miedo al ser humillados por el ego.
Un ego que se vio envuelto en la soledad.
 
 
 
Inspirado a partir de Edgar K. Yera y su Ego: http://edgarkyera.blogspot.com.es/2016/02/ego.html?zx=fafef2f9e88915a5 
 

28 comentarios:

  1. Fantástico este poema "circular", me ha encantado. También leí el micro de Edgar, que es excelente. Felicidades a ambos.
    Mil besos, Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Chari, :)
      El poema es gracias a Edgar, su micro es increíblemente bueno.

      Besitos!!! ;)

      Eliminar
  2. Buen texto circular con coherencia y sentido. Y sí, el ego es máscara que termina adhiriéndose al rostro. Tiende a confundirse con la vanidad, y la vanidad con la autoestima. Pero entre sí, estas tres cosas creo que son muy distintas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Julio David es una mascara que se apega a nosotros. Y tampoco creo que tenga nada que ver con vanidad ni autoestima, no les encuentro relación entre ellas. Quizás si nos pusiéramos a desgranarlas finalmente sí tendrían algún tipo de relación entre ellas pero a vistas no veo que vayan de la mano.

      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Irene!, me ha parecido formidable este poema que se va buscando a sí mismo dando vuelta entre la belleza de sus versos. Te felicito.Besos!!!
    Muy bueno el micro también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias José Ángel por tus siempre bonitas palabras y el apoyo que me das, me hace muy pero que muy feliz!!! :D

      Besos, ;)
      ¡El micro es fantástico!

      Eliminar
  4. Me ha gustado, Irene, hasta el punto de que como si de un péndulo se tratase, me sugiere continuar ese movimiento basculante y expresarlo en palabras: "hubo una vez un ego que acabó engullido ferozmente por su propio miedo"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Estrella, por esta maravillosa continuación.
      Podría ir ligado de la superación de tu relato, me encanta!!!

      Un abrazo, ;)

      Eliminar
  5. Muy buen enlace de palabras, Irene. La soledad termina en donde empieza, y el ego distorsiona la realidad.
    Me ha gustado mucho la lógica de tu escrito.

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mila por tus palabras, :)
      Sí al final todo es un bucle y termina donde empezó.

      ¡Muchos besitos!!! :)

      Eliminar
  6. Muy buena catenación, Irene. Me gustó mucho.
    Leí el escrito de Edgar y también me gustó.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te guste Federico, muchas gracias!!! La verdad es que viene a consecuencia del escrito de Edgar, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Como en un bucle maligno, todo empieza y acaba en la soledad. Un poema intenso, Irene, del que bien podría hacerse una reflexión personal. Me ha gustado mucho, tiene mucha fuerza. Enhorabuena!

    Un besito y feliz jueves :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia has dicho las palabras exactas: bucle maligno, llamado soledad.
      Muchísimas gracias después de leer el micro me quedó una astillita que debía sacar, y es lo que tiene este mundo maravilloso que no hay límite ni comas para acallar a la expresión.

      ¡Besitos y feliz tarde! Gracias <3

      Eliminar
  8. Wow, es fabuloso Irene! Me encanta la cadena creada, felicidades!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta ese Wow Flora, ;)
      Muchísimas gracias!!!
      Besos.

      Eliminar
  9. Un poema ouroboro donde la soledad es el alfa y el omega del mismo. Me ha parecido fantástico en su consecución y significado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Francisco, :)
      Te agradezco que lo hayas valorado tan positivamente, :)

      Besos.

      Eliminar
  10. Un poema que en si mismo se encierra. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Maria del Carmen, :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Es un poema totalmente fantástico. Enhorabuena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel muchísimas gracias, :D
      Me alegras, un abrazo.

      Eliminar
  12. SOLEDAD, ego, miedo; una mezcla capaz de secar el alma por completo.
    Muy buen poema, Irene. Me encantó, saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sal Yin de secarla por completo.
      Muchísimas gracias por tus palabras, ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. REALMENTE UNA BELLEZA....SALUDOS DESDE URUGUAY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario, :D
      Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  14. Cada verso luce como la argolla de una cadena que se encierra en el mismo punto en el que empieza y acaba, cerrando así un perfecto engranaje circular sobre el ego, en una extraordinaria composición de yerma sensación y pleno contenido espiritual. Muy grande, Irene. Un honor haber dado inspirador pie a tu pieza maestra.
    ¡Abrazo enorme, Compañera! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí fue asfixiante y a la vez liberador (como bien dices: luces como la argolla de una cadena)
      Las gracias a ti Edgar todo es creado a partir de tu escrito, el causante de que tardara días en digerirlo, convirtiéndose en casi una pauta para seguir.

      Un fuerte abrazo compañero!!! ;)

      Eliminar