miércoles, 2 de noviembre de 2016

Variante

 



Cuando inicié el blog lo hice con un propósito muy diferente del que hoy nos encontramos, es aquí donde puedo ver con una claridad abrumadora que el ser humano a cada paso que da, avanza en una dirección totalmente opuesta a la acordada.

Que decir que a duras penas sabía qué hacer… pero ese proceso de inserción todos lo conocéis muy bien. Así que cometí un error, tras otro, incluyendo alguna que otra parada. Hasta este momento del que me sostengo como una circense inexperta.
Y la realidad es que creía saberme, ¿el qué? Está claro que nada. Pero como buena novata no hay que temer al desconocimiento, todo lo contrario se debe mirar con optimismo porque siempre hay una llave que abre justo esa puerta que nos hemos negado a descubrir.
Un propósito firme no es dado sin aprendizaje y éste no existe si antes no hemos caminado, caído y vuelto a transitar. La cuestión es que desde ese día uno, hasta hoy y este propósito de cambio proyectado existe la presencia.
La crítica, empezaré por decir que siempre he creído en ella como una herramienta de crecimiento. Una buena evaluación es una excelente enseñanza, y ésta una moneda que nos abrirá un nuevo mundo de conocimiento.
Es innegable que cuando creemos profundamente en nuestra verdad, cabe la posibilidad de que nos siente mal y no sólo lo creo, es que lo reafirmo. En cierto modo estamos alimentados por nuestro propio ego y su pavor de creer que somos imprescindibles.
 
Lo que necesito es ser indispensable para alguien. Necesito a alguien que ocupe todo mi tiempo libre, mi ego y mi atención. Alguien adicto a mí. Una adicción mutua.
<Chuck Palahniuk>

Pero no, ni nacemos enseñados, ni tampoco coronados, todo lo contrario. El proceso trata de mejorar todos aquellos puntos flacos, enclenques, raquíticos… vamos como se quieran denominar, pero lo que sí es seguro es que precisan de atención.
Y lo remarco porque personalmente aprecio muchísimo estos altos en el camino, son de una grandiosa generosidad que se nos haga ver los fallos. No hay que temer el traspié, pavor es ser consciente de él y no hacer nada para mejorarlo.
Pero también hay que tener cuidado al proveerlos, para que no se convierta en un sucedáneo de crítica, aquella realizada con un motita de maldad que oculta intenciones detractoras para el que las recibe.
El plano evolutivo es que hoy y mañana permanecen adheridos en un mismo tiempo, pero en su distancia se observan y aguardan con tintes de timidez.
Y aquí nos hallamos, sumergidos entre auroras a la espera de la despedida y su renacer, ansiosos por conocer cuál será la nueva y anhelada variante.
 


36 comentarios:

  1. Qué post tan bien narrado, Irene. Creo (y corrígeme si no es así) que encierra un mensaje subliminal que va más allá de lo que dices.
    La frase de Chuck Palahniuk, genil. Me la he anotado.
    ¡Gracias! y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chelo, :)
      Primero te diré que me encantan las personas que ven más allá de lo que se muestra, así que ¡gracias! No dejamos de ser capas que se desprenden y poco a poco exponen, porque el fin es que precisamos de ello, de ver.

      Besitos, ;)

      Eliminar
  2. Me ha encantado Irene, enhorabuena! Está muy bien escrito y el mensaje es humilde, profundo y muy certero, sin duda. Me he sentido muy identificado contigo en ese sentido, y creo que a mucha gente le puede suceder lo mismo. La crítica es una maestra, pero la verdadera, no la canciosa. Por desgracia en muchas ocasiones ambas se mezclan y vuelven el mensaje difuso e hiriente. Nadie nace enseñado y es una muy buena filosofía ser plenamente consciente de ello. Lo importante aquí es que seamos –me incluyo en la ecuación– capaces de perseverar, levantarnos si nos hemos caído e intentar aprender del error. Un abrazo, compañera! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Ramón, te las agradezco enormemente! :)
      Sí, la crítica es una maestra y el error no nos debe sumir en desesperación como tampoco en ofensa. No nacemos enseñados, y al final lo bonito de todo el proceso es justo eso, aprender.

      Un fuerte abrazo, compi! :)

      Eliminar
  3. Yo humildemente creo que en este arte de bloguear ninguno de nosotros sigue aferrado a la idea inicial que nos llevó a abrir el blog: vamos mutando, probando, aprendiendo y, con viento a favor, superándonos. Se aprende mucho de quienes andan por la misma senda que nosotros, insisto, con humildad y con ganas de buen hacer, que no es poco. Probablemente hasta la motivación inicial se vaya refinando con el tiempo y a través de la atenta interacción con quienes nos leen y tienen a bien retroalimentarnos, con un espíritu constructivo y no detractor, quiero decir, destructivo. Siempre existe la libertad de pasar de largo si no nos sentimos realmente en sintonía con el autor, y eso es una gran tranquilidad para quienes nos animamos a exponernos en un blog personal.

    Un beso, Irene!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo todas tus palabras, no puedo añadir nada porque estoy totalmente de acuerdo en todo lo que comentas.

      Encuentros que se transforman en camino, y justo en ese cruce de inquietudes surge la profunda admiración.

      Muchas gracias, Fer!
      Besos, :)

      Eliminar
  4. Nadie nació sabiendo y todos aprendemos e las caídas y e los tropezones.
    Buena reflexión que espero no tenga ningún mensaje oculto en el que e prevea una marcha o una pausa que nos dejara pendientes de tus historias.
    Besos y a seguir aunque sea por derroteros diferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni pausas, ni marchas, lo prometo! :)
      Muchas gracias por tus palabras Francisco y por el cariño que ellas siempre desprenden.

      Besos, ;)

      Eliminar
  5. Un gran mensaje y muy cierto además. Yo también soy de las que piensan que nacemos aprendiendo hasta el fin de nuestros días. Es de los errores que cometemos de los que sacamos el mayor aprendizaje. Todos aprendemos de todos y las críticas cuando son cobstructivas nos ayudan a darnos cuenta de fallos de los que no somos conscientes. Hace poco más de un año que me convertí en bloguera accidental jaja y voy con respeto y perdiendo poco a poco el miedo y la vergüenza. Un fuerte abrazo Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo perfectamente esa vergüenza de la que hablas Marina, jeje Lo que cuenta es que a nuestro ritmo nos vayamos superando, sin prisa pero también sin miedo.

      Muchísimas gracias por pasarte, y comentar :)
      Un fuerte, abrazo!

      Eliminar
  6. eso es evolucionar Irene, creo que soltarse , fluir en este mundo es lo que nos enriquece, sin más pretensiones

    a mi aunque pocas veces deje huella ultimamente , porque ando mas dispersa que las arenas del desierto, me encanta como escribes y sobre todo como sientes

    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, :)
      Agradezco mucho tus palabras!

      Besos, ;)

      Eliminar
  7. Lo primero, gracias por compartir un texto tan "íntimo" y dar pie a que los demás compartamos nuestras propias inquietudes. La vida es ensayo y error. Solo quien actúa se equivoca; y solo quien se equivoca aprende. La vida es una sucesión de azar y planificación. Puedes tener un proyecto, pero solo su desarrollo marcará el rumbo. Uno mismo se construye el velero, pero será el viento quien marque su rumbo. En ocasiones, es bueno hacer un reset. En mi caso decidí cerrar mi anterior blog en julio, necesitaba reorientarlo, darle otro enfoque, al final los cambios fueron tan grandes que pensé "por qué no un nuevo blog", por qué no plantearme una segunda vida para mis relatos. Buscar nuevas motivaciones. La vida del escritor novel debe intercalar etapas de gran exposición social, de gran actividad, con otras de recogimiento de pensar en cómo mejorar tu estilo, aprender... Bueno, lo dejo que ya me estoy enrrollando. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a vosotros David, eso siempre! :)

      Sí, estoy muy a favor del reset. Creo que en ocasiones necesitamos apartarnos para valorar y detectar donde está el fallo, que hace que no avancemos. La marabunta del día a día no permite ver con claridad, así que el apartarnos y volver a iniciar es beneficioso y necesario.

      Y nada de rollo, me ha encantado, ;)

      Un fuerte, abrazo!

      Eliminar
  8. Todo aprendiz que quiera aprender en la escuela de la vida ha de dejar atrás todo condicionamiento previo y adentrarse a experimentar la mejor versión de sí mismo/a.

    La crítica constructiva siempre ha servido para hacer mejores personas. Es de agradecer aquellas que sirven para facilitar el camino sin que el ego se sienta ofendido, el que nos hace creer muchas cosas que no son ciertas, como una que mencionas, imprescindible.

    Todo espera a ser conquistado en ese "plano evolutivo" y en tus letras, mi querida Irene, me muestras una lección de evolución.
    ¡Qué linda!

    Gracias, querida amiga.
    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que eres linda Mila, :)

      Siempre cariñosa y atenta conmigo, regalándome comentarios y gestos tan maravillosos.

      Muchas gracias, querida amiga!
      Besos, :)

      Eliminar
  9. Disculpa que sea reiterativa con cuantos comentarios ya te han hecho tan generosamente mis anteriores compañeros y contertulios, porque se trata sencillamente de evolucionar y subir otro escalón más alto, no tiene nada que ver con una actitud cobarde o insensata, no, solo es participar en este "juego" que es la vida y fluir con sus cambios tan necesarios para nuestro propio aprendizaje.

    Como ya te han dicho, no nacemos con la lección aprendida, al contrario debemos aprender la lección para evolucionar espiritualmente, lo cual requiere esfuerzo y constancia. No conviene dejarse influir por los demás, sino por lo que nos dicta nuestro interior o esa conciencia que actúa en nosotros con tanto amor y sabiduría.

    Has demostrado con creces dejarte querer y apuesto que tú ya lo sabes y te sientes orgullosa de ello. Tal vez te has sentido en la obligación de agradecernos esos "guiños" 😃 cómplices 😃 y sentir el eco de ese mensaje subliminal que late de fondo en esta entrada.

    Un honor contar con tu presencia y compañerismo, mi querida amiga Inés.

    Muchos besitos. 😃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Estrella ir aprendiendo a pasitos, con mucha constancia y apego a todo lo que realizamos, y sobretodo ser nosotros mismos para que en todas esas variantes nos sintamos realizados y completos.

      El honor siempre será mío, querida amiga, :)
      Me siento súper agradecida ante todas estas muestras de cariño!!!

      Muchos besitos, ;)

      Eliminar
  10. Disculpa el lapsus, cuando te he nombrado al final, de modo que lo rectifico: Un honor contar con tu presencia y compañerismo, mi querida amiga *Irene.*

    ResponderEliminar
  11. Qué sencillez y humildad la tuya, querida Irene. Esas, entre otras muchas, son las cualidades que te hacen grande como persona y como bloguera.

    Es verdad que en la mayoría de las ocasiones las ideas preconcebidas en nuestra cabeza sobre cómo serán algunas cosas acaban en el desván, y creo que eso es muy bonito porque es lo que deja margen a la improvisación, el cambio, la evolución. A veces ese cambio de rumbo se deberá a indicaciones venidas de fuera y a veces a cambios que se generan en nuestro propio interior según las circunstancias personales, pero ahí estarán siempre las variantes :))

    Un post precioso, amiga, que me ha hecho relfexionar contigo.

    ¡Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, querida Julia! :)
      Las retengo con el valor que se merecen, y te las agradeceré siempre de corazón.

      Estoy contigo y es que muchas veces los cambios nacen de nuestro interior, se van formando lentamente sin apenas darnos cuenta, hasta el día que como una mariposa nos transformamos y volvemos a volar.

      Muchos besitos, y ¡Gracias! ;)

      Eliminar
  12. Me gusta cuando reflexionas en entradas como estas pues compartes con nosotros un poquito de más de tu persona... eres grande, mi querida Irene.

    El cambio hay que verlo como algo bonito... significa que vamos avanzando, creciendo y aprendiendo en el camino, nadie nace sabiendo. Y las caídas son tan inevitables como necesarias... Pero siempre volver a subir y pa'lante!! ;)

    Y ya sea arriba o abajo, yo me quedo contigo a la espera de ver esa nueva variante... :)

    Muchos besitos y un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres grande Flora y MUCHO!
      Y yo también me quedo contigo a la espera de cualquier cambio, no sea que luego nos perdamos, ;)

      Muchísimas gracias por estar siempre tan cerquita, te lo agradezco enormemente!
      Muchos besos, :)

      Eliminar
  13. Variante como la vida misma, no puede ser de otra manera.

    Y gracias que sea así, los altibajos del camino suelen ser los que nos provocan esas alegrías, tristezas, euforias y nostalgias, que en su momento, como al pasar de los años, nos llenan de satisfacción, ya que, gracias a estas emociones aprendemos a discernir.

    Tanto los aciertos como los errores, son los protagonistas principales de nuestra mejor obra, la vida, que tan inexperta pero ardientemente vivimos.

    Un genuino soliloquio que mas tarde que temprano la mayoría necesita hacer para ver a través de los ojos del tiempo, !Cuanto hemos evolucionado!

    Atinada, reflexiva y sobre todo valientemente sincera tu exposición Irene.

    Te felicito por el coraje de ser autenticamente tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Harolina, no puede ser de otra manera.

      Porque la vida es caminar y aprender de ella, de lo bueno y aunque nos duela también de lo malo, crecer será el resultado y de allí extraeremos la belleza de las emociones y de su sentir.

      Muchísimas gracias por tus palabras y por venir, :)
      Me ha encantado verte por aquí.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  14. Muchas veces se hace necesario hacer un alto en el camino para reflexionar sobre lo que hemos hecho, dejado de hacer y adónde queremos ir. LO mas difícil, creo yo, es tener la certeza de que lo que hacemos lo hacemos correctamente. Es cierto que, como dijo el poeta, se hace camino al andar. Pero no todo el mundo tiene capacidad autodidacta. No se nace con todo aprendido, se aprende probando, errando, y tomando ejemplo de quienes van por delante y han superado muchos obstáculos.
    La critica es útil y necesaria, siempre que quien la haga no se considere el poseedor absoluto de la verdad y sepa ejercerla con honradez y buenos propósitos. Yo mismo debo admitir que es duro aceptar una crítica negativa, debemos ser humildes y también saber seleccionar y quedarnos con lo que nos hará mejores.
    Una estupenda reflexión que todos deberíamos hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil si Josep Maria y mucho. Quizás por ello son tan necesarias esas paradas, en las que uno valorará la situación. Los momentos en los que nos sentimos perdidos, agobiados, y afligidos, es el que precisará de un alto en el camino, para poder localizar el fallo y así más tarde seguir.

      Muchísimas gracias por comentar y dejar parte de ti, :)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Comienzas hablando de la evolución de tu blog, pero acabas relatando la evolución que has tenido tú (y las personas en general) a lo largo de la vida. No es de sorprender: todo en el universo, incluyéndonos, evoluciona.

    Más saludos, Irene!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Julio David, todos evolucionamos, :)
      Deberíamos preocuparnos si así no fuera.

      Muchas gracias, :)
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  16. Estamos arrojados a la vida desde que nacemos para compartirla con los "otros". Las reflexiones íntimas que compartes aquí hacen más valorable tu presencia en él. Y este mundo virtual en que estamos es parte también del mundo, solo que es un pedacito de él en el cual encontramos personas como tú, sensibles, que gustan expresarse mediante las letras. Y tú lo haces muy bien, Irene, tienes ese don maravilloso de volcar sentimientos en tus textos. Te mando un gran saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Ariel, :)
      Y no es que yo lo haga bien, es que vosotros hacéis que una se preste justo a eso. Y que no se tema a nada más que sentir que la palabra es totalmente libre para ser.

      Un fuerte abrazo y muy agradecida! ;)

      Eliminar
  17. Se agradece tu reflexión Irene.
    Creo que la mejor manera de no equivocarse es no hacer y eso es inmovilismo, hacer significa que nos podemos equivocar pero lo importante es no verlo como un error entendido en el sentido negativo, sino como una oportunidad para mejorar. Hace un tiempo un profesor de master me dijo que no intentara hacer, que hiciera y que recordara que no había errores, que había aprendizajes y desde hace tiempo eso hago.
    Se aprende haciendo y este camino de los blogs y de las letras es eso, aprender haciendo, aprender de aquellos otros que como tú disfrutan con las letras y la lectura y seguir cada día aprendiendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te lo agradezco a ti, Conxita!
      Si, el error es una nueva oportunidad siempre que de él queremos aprender.
      Te dio un muy buen consejo que todos deberíamos tener presente.

      Muchísimas gracias por tus palabras, ;)
      Besos.

      Eliminar
  18. Íntimo e introspectivo texto que crea gran empatía e identificación entre nosotros; escritores blogueros, de caminos inconclusos y expectantes de variantes existenciales.
    Me encanta leerte, tanto en tu rama de ficción, cómo en la más personal y reflexiva.
    ¡Abrazo, Irene, compañera de letras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado, es más lo copio: escritores blogueros, de caminos inconclusos y expectantes de variantes existencias, no hay más que añadir, :)

      Y a mi que lo hagas Edgar, te admiro compi! ;) Un abrazo!

      Eliminar